Inhala, exhala y déjalo ir

luciernagas
ilustración de pinterest

Dejar ir es quizás una de las formas más genuinas o completas de experimentar la espiritualidad en la vida.

El primer paso es identificar lo que nos molesta o hace sentir mal, dejar de creer que nos conocemos y aceptar que estamos un poco (o mucho) perdidas en cuanto a quienes somos (emocional y espiritualmente hablando)

Hay que buscar una aceptación más genuina, independientemente de lo difícil que sea la situación que estemos pasando aceptar quienes somos en cada momento y tener paciencia de nuestro proceso de crecimiento nos llevará a poder hacer nuestro el proceso.

Es necesario conocer nuestras emociones, escuchar lo que nos están comunicando y después soltar lo que no nos sirva. A veces en ese esfuerzo por escucharlas hay que abrazarlas y aferrarnos un poco a ellas.

Claro que puede resultar muy incómodo escuchar al miedo, a todas esas inseguridades que solo nos hacen querer salir corriendo (ignorarlas o distraernos cuenta como salir corriendo), si nos atrevemos a enfrentar ese sentimiento incómodo es posible aprender lo que está tratando de decirnos.

No nos vamos a estacionar en el sufrimiento, pero lo tenemos que experimentar. Hay que cruzar muchos puentes para llegar a ese lugar de paz que buscamos.

Una vez que logramos enfrentarnos a esas emociones es posible dejarlas ir. Soltar todo aquello que teníamos dentro sin nombrar, sin entender, sin dejarlo salir, ahora ya puede irse, haciendo espacio para lo nuevo.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s