¿Miedo yo?

crows
ilustración de pinterest

Hay días que nada nos sale como planeamos. Tenemos todo un plan estructurado a la perfección y nos levantamos tarde, olvidamos el desayuno o bien, se nos poncha una llanta.

Son infinitos los factores que pueden salir mal pero cuando emprendemos un camino hacia una mejor versión de nosotras se nos van cruzando por enfrente todas las posibilidades.

La gente le resta mérito a nuestro esfuerzo, a veces no vemos resultados tan rápidos, a veces tenemos menos tiempo y eso hace que descuidemos ciertas relaciones que empiezan a estar mal.

Parece que el mundo conspira en nuestra contra, pero no es así.

Somos nosotras y nuestro miedo.

¿Miedo?

¿Cómo voy a tener miedo de obtener eso que tanto deseo?

No, miedo no es.

Pues si, no se trata de un solo miedo, cada quién traemos cargando un montón de miedos, recuerdos, inseguridades y un larguísimo etcétera.

Si nos ponemos a escarbar, podemos encontrar de dónde viene, qué busca y hacia dónde nos puede llevar el continuar haciéndole caso.

Si no le escarbamos tanto y solo lo escuchamos por lo general nos quedamos congeladas, sin avanzar.

Y entonces vamos de un plan a otro, de un lunes a otro, de una dieta a otra, un proyecto laboral a otro, de una relación a otra.

Esperando que la que emprendemos sea, por fin, la correcta.

Pero eso no pasa.

Repetimos la historia y de nuevo, no funciona, no avanzamos…

¿Qué podemos hacer para cambiarlo?

fear
ilustración de pinterest

Darle la mano al miedo

No tiene que ser tu mejor amigo, pero tienes que conocerlo como si lo fuera. No tiene que ser tu consejero pero tienes que escucharlo como si lo fuera.

Dale su tiempo, date permiso de aceptarlo. Eres humana, tienes miedo a avanzar.

Si alcanzaras eso que en este momento añoras tanto ¿cómo te sentirías realmente? ¿qué desearías después de obtener esa meta?

El autosabotaje es uno de los primeros puntos que las personas buscan tratar cuando llegan a terapia, o bien, cuando emprenden cualquier tipo de programa en el que esperan cambiar.

¿Por qué no puedo? ¿Cómo hacer para poder?

Responder esas preguntas sobre el miedo son un primer paso y el segundo es ir un día a la vez.

Tener metas a largo plazo es necesario, pero las que son a corto plazo son indispensables. Cada día es un ladrillo con el que podrás construir un edificio tan alto como desees, o una barrera para esconderte entre excusas que te aseguren que las demás pueden pero tu no.

Hoy es lunes, puedes iniciar hoy. Pero si lees esto un martes, un jueves o un domingo. Te aseguro que también puedes ¿qué vas a cambiar hoy?

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s