Balance Anual

picmonkey-collage-2
imágenes de pinterest

La mayoría de nosotras inicia cada año lleno de propósitos, cierta estructura y planes a seguir. Y no es por ser pesimistas pero, de igual forma, la mayoría terminamos con poco de eso cumplido. De ahí que quise compartirles un poco de lo que pueden hacer para cerrar el año, ahora que estamos a muy buen tiempo.

Antes de enfocarnos al 100 en planear lo que viene es buenísima idea (necesaria diría yo) el analizar nuestro año que termina. Tomarnos un tiempo de reflexión para ser sinceras con nosotras mismos y ver qué tan equilibrado estuvo el año.

Encontrarnos con cosas sin lograr no necesariamente será algo malo, muchas veces dejamos proyectos porque emprendemos unos nuevos que no teníamos ni idea que lograríamos, otras veces si fue porque nos dio miedo o flojera. Lo importante aquí es guiarnos por las emociones, como siempre digo, no es que van a mandar las emociones sino más bien que nos guían, son un caminito que si seguimos podremos obtener mucho más de nuestras experiencias.

¿Cómo podemos sacar un balance anual de nuestras emociones?

Aquí les voy con mis sugerencias, porque como en todo, no hay reglas escritas y cada cabeza es un mundo, así que tomen mis ideas como eso solamente y siéntanse libres de ajustarlas a sus necesidades:

  • Puedes hacer un formato por mes (sino es que ya lo tienes) y escribir lo que recuerdes de cada uno. Puede ser breve o extenso, depende de qué tanto te guste escribir. Intenta señalar lo mejor y lo peor de cada mes.
  • Al terminar ese resumen anual, prueba enlistar los propósitos que tenías establecidos y revisa qué tantos se cumplieron. Si no fue ninguno, no te preocupes, solo regístralo todo.
  • Después de los dos puntos anteriores enfócate en ubicar tus fortalezas y debilidades durante todo el año. No tienen que ser muchas, de hecho si no encuentras ninguna, no te preocupes.
  • Al final, dedica una página completa para lo que más disfrutaste o te hubiera gustado disfrutar. No tiene que estar relacionado con las metas, seguramente estará relacionado con lo que enlistaste como lo mejor de cada mes. Lo importante es que ubiques lo que más amaste y disfrutaste.
  • Después de registrar todo lo anterior es momento de poner manos a la obra. Ahí es cuando puedes tener idea de cómo estás cerrando el año y ponerte todo lo creativa que desees para el año siguiente.

Si tu año que está terminando fue positivo en su mayoría podrás planear el siguiente repitiendo fórmulas que este año te funcionaron. Si adquiriste nuevos hábitos y te sientes mejor que nunca seguramente continuarán y los perfeccionarás.

Si por el contrario, has tenido un año difícil en el que encontraste muy pocas motivaciones o logros a lo largo de tu balance anual, enfócate en eso. Piensa qué te dice cada emoción de las negativas que fuiste sintiendo a lo largo del año, qué te enseñó y qué te hace desear.

Emociones positivas y negativas son importantes y válidas por igual. Hay etapas en nuestras vidas que se inclinan mucho más hacia lo bueno y otras hacia lo malo, de todas podemos aprender y en todas podemos crecer mucho emocionalmente hablando.

Después de realizar el análisis y tener ese balance listo es momento de, ahora si, empezar a planear el nuevo año, estructurarlo tal y como lo deseamos y sobretodo disfrutar el proceso.

¡Felices fiestas y que su proceso de balance anual sea muy enriquecedor!

Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s